Se te olvidó contar una historia, idiota

por Foro de

¿Por qué historias? Porque son el vehículo rey para transmitir ideas, visiones y mundos futuros,  y para mover el cerebro, corazón y tripas de quien nos escucha. Son ellas las que hacen que pasemos del no al sí y las que hacen que veamos las cosas en toda su grandeza.

Peter Güber, un pez gordo del show business americano, fue a venderle un estadio de béisbol al alcalde de Las Vegas. Parecía una venta fácil, todas las ciudades ya tenían el suyo. Peter preparó un arsenal de encuestas, datos, números y gráficas. Pan comido. Pero cuando se reunió con el alcalde, los datos no sirvieron de nada, le dejaron frío. Algo falló. Le dijo: “Gracias pero no”. Peter, frustrado, estuvo dándole vueltas al motivo de su fracaso hasta que por fin cayó en la cuenta: “Idiota -se dijo a sí mismo- se te olvidó contar una historia”.

Por tanto, si no quieres el mismo resultado que Güber, más vale que no se te olvide incluir una historia en tu comunicación. Pero por favor, si vas a contar una historia, cuéntala bien.

Contenidos elaborados en colaboración con

Pablo Laporte

Comentarios

PARA COMENTAR O VALORAR, ACCEDE REGÍSTRATE